18 mar. 2013

GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA


Lograr y mantener la independencia paraguaya ha costado vidas humanas así como cuantiosas perdidas a las naciones sudamericanas vecinas. 
Una gran matanza cercana a la condición del genocidio tuvo lugar en Sudamérica entre 1864 y 1870 en la Guerra del Paraguay o Guerra de la Triple Alianza el Brasil sufrió 168.000 bajas, la Argentina tuvo 25.000 muertos, el Uruguay padeció de 3.000 mil muertos, pero nuestro país, el Paraguay fue la gran víctima, antes del inicio de la guerra nuestra población era de 1.300.000 personas, al final del conflicto, sólo sobrevivían unas 200.000 personas. De éstas, 28.000 eran hombres; la mayoría de las cuales eran niños, ancianos y extranjeros, del poderoso ejército paraguayo de 100.000 soldados, en los últimos días sólo quedaban cuatrocientos.

La guerra contra el Paraguay - un genocidio americano


Paraguay perdió gran parte de su territorio (169.174 km²) y fue obligado a pagar una abultada indemnización de guerra: el préstamo de £ 200.000 recibido de Inglaterra debió saldarse con sucesivas refinanciaciones, llevando la suma a £ 3.220.000. Paraguay fue la gran víctima, antes del inicio de la guerra nuestra población era de 1.300.000 personas, al final del conflicto, sólo sobrevivían unas 200.000 personas.




Al expirar la guerra, luego de la infructuosa defensa de Asunción en Lomas Valentinas, más de diez mil paraguayos protagonizaron una caravana de la que sólo unos pocos sobrevivieron. Tras doscientos días, los espectrales viajeros llegaron a Cerro Corá. Rodeado de selváticas y tórridas extensiones, López decidió una resistencia final. Su hijo, el coronel Panchito, de solo quince años, moriría protegiendo a sus hermanos menores y a su madre, Elisa Lynch. López mismo pereció, afirmando con seguro orgullo: "¡Muero por mi Patria!".


Hombres, Mujeres, niños y ancianos, todos pelearon a morir por mantener la independencia, la soberanía de nuestra nación paraguaya. Antes de la conflagración asesina, el Paraguay prometía un notable desarrollo industrial, fue el primer país sudamericano en poseer ferrocarril, luego del extermino de buena parte de nuestra población, la nación paraguaya nunca pudo recuperar su antiguo esplendor.


Triste Imagen de niño paraguayo en la guerra.
En este momento de Galerías históricas del Bicentenario, busquemos promover el recuerdo de aquella trágica guerra en la que existió mucha traición y bajeza, pero también mucho heroísmo y pasión por la propia tierra y amor por las insignias nacionales. 

La guerra de la triple alianza fue una de las peores formas de intento de exterminio de seres humanos en masa, un genocidio puro en América Latina donde masacraron a hombres, mujeres, jóvenes, niños y ancianos. No solo eso, también nos arrebataron miles de hectáreas de territorio paraguayo, saquearon, endeudaron, hundieron en una miseria absoluta al país donde lo único que afloró finalizando el cruel enfrentamiento fueron los cadáveres de nuestros compatriotas pudriéndose en todos los rincones del país. Lo que yo me pregunto es ¿porque el gobierno paraguayo jamás denuncio y sigue sin 
realizar la denuncia en una corte internacional reclamando el resarcimiento por las innumerables perdidas catalogados como crímenes de lesa humanidad de esto que fue como el intento de exterminio de toda la población paraguaya? Hasta donde yo tengo entendido los crímenes de lesa humanidad no prescriben jamás, no fenecen.



Su recuerdo es un acto de justicia para todos los que padecieron y murieron en días en los que el sol nunca brilló. La guerra del Paraguay, el genocidio casi completo de un pueblo sudamericano, es una de las más dolorosas turbulencias de la historia.


La definición de crimen contra la humanidad o crimen de lesa humanidad recogida en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional comprende las conductas tipificadas como asesinato, exterminio, deportación o desplazamiento forzoso, encarcelación, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos u otros definidos expresamente, desaparición forzada, secuestro o cualquier acto inhumano que cause graves sufrimientos o atente contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque. Estos actos también se denominan crímenes de lesa humanidad. Leso significa agraviado, lastimado, ofendido: de allí que crimen de lesa humanidad aluda a un crimen que, por su aberrante naturaleza, ofende, agravia, injuria a la humanidad en su conjunto.

¿Alguna vez algún representante de nuestro gobierno con los testículos bien puestos se animará a reclamar el resarcimiento de tamaña pérdida en la historia de Paraguay ? 



EL GOBIERNO PARAGUAYO DEBE RECLAMAR POR LOS DESTROZOS EN SU HISTORIA.


LOS TRATADOS CON LA TRIPLE ALIANZA SON NULOS
LA NOCHE ANTES
BICENTENARIO DEL PARAGUAY

CABICHUÍ

Loading...

PÁGINAS VISTAS EN TOTAL

CALENDARIO