13 ago. 2012

FUNDACION DE ASUNCION


La muy noble y Leal ciudad de Nuestra Señora Santa María de la Asunción es la capital y ciudad más poblada de la República del Paraguay, está ubicada junto a la bahía de Asunción, en la orilla izquierda del río Paraguay frente a la confluencia con el río Pilcomayo, fue fundada el 15 de agosto de 1537 por el capitán don Juan de Salazar y Espinoza de los Monteros, quien llegó a Asunción con don Pedro de Mendoza, Primer adelantado del Río de la Plata.

La fundación del fuerte que daría vida a la ciudad de Asunción se llevó a cabo en el territorio de los Carió-Guaraní, pueblo con el que los conquistadores hispanos hicieron alianza. Asunción tuvo su auge en la segunda mitad del siglo XVI, para luego decaer, a causa de su aislamiento geográfico y el olvido en que cayó la provincia paraguaya para la metrópoli.



Asunción es conocida como la "Madre de Ciudades", porque durante la Conquista partieron desde ella varias expediciones con el objetivo de fundar otras ciudades del cono sur americano, entre ellas Buenos Aires por segunda vez, (luego del fallido intento de 1536), Corrientes, Santa Fe, Concepción del Bermejo, Santa Cruz de la Sierra, Santiago de Jerez y Ciudad Real.


El sitio donde hoy se ubica la ciudad, habitado en un principio por indios carios, fue probablemente visitado por Juan de Ayolas en la expedición que ordenó Pedro de Mendoza desde la primera Buenos Aires, y es por esta razón que a Ayolas se le atribuía antes su fundación; pero luego se comprobó que el fuerte llamado Nuestra Señora de la Asunción fue fundado el 15 de agosto de 1537 por Juan de Salazar y Espinosa de los Monteros, quien justamente había ido en búsqueda de Ayolas. Dicho fuerte se convirtió en ciudad con la creación del Cabildo el 16 de septiembre de 1541, puesto que hasta ese entonces sólo existía un gobierno de carácter militar.

El historiador Vicente Pistilli investiga a Ulrico Schmidel, primer cronista de la conquista, y otros autores tratando de buscar los orígenes de nuestra ciudad. 
"Noribergae Impensis Levini Huls: Anno 1602". Tiene grabados, mapas, prólogo, epílogo y un índice clasificado. La primera edición de esta obra vio la luz en 1599.
Transcribimos a continuación los párrafos correspondientes a la fundación de una "casa fuerte" en las inmediaciones de Lambaré:
Nach dem musten sie Carios uns ein grosses Hausbawen ven Stein, Erden and Holz, damit, ob sich etwan mit der zeit begebe, das sie ein auffruhr wider die Christen fürnemen mbchten, dieselben ein beschüzung hetten, and sich wider sie wihren and schüzen mbchten. Diesen Iharen Flecken and Statt haben wir am tag Nostra Signora d'Assumption Anno 1539, gewohnen, derselben auch solchen narren gegeben wie sie dannoch, bis auff diesse Stunde also genennet wird.
La versión al español, es la siguiente:
Después los carios debieron edificar para nosotros una casa grande, de piedra, tierra y madera, porque, si con el tiempo, ocurriera una oposición contra los cristianos, ellos mismo tuvieran una seguridad y protección y pudieran defenderse. Es plaza de ellos y Ciudad la hemos ganado en el día de Nuestra Señora de la Asunción en el año 1539 (sic por 1536), le dimos el nombre del día; así se llama hasta hoy".
El capítulo 22 de la obra está encabezado por: "Zu Lampere wird ein Festung gel auwet/und wirdt Assumption genennt (En' Lambaré contrúyese un castillo y se llamará Asunción).

Durante la época colonial, en 1731, Asunción fue el foco principal de una rebelión, la última al mando de José de Antequera y Castro, una de las primeras reacciones contra el dominio colonial español. Este alzamiento fallido se conoce como la Revolución de los Comuneros.

Ya en la época independiente, durante el gobierno de José Gaspar Rodríguez de Francia, la mayor parte del centro fue demolida para rehacer la planta urbana en forma de cuadrícula. Luego de la Guerra contra la Triple Alianza (1865-1870), Asunción fue ocupada por tropas brasileñas y aliadas desde enero de 1869 (hecho conocido como Saqueo de Asunción) hasta 1876. Para 1932 el Paraguay atravesaba la Guerra del Chaco y en ese entonces Asunción se convirtió en un lugar de socorro y ayuda para los heridos de la contienda.

Al terminar la Guerra contra la Triple Alianza, Asunción inició su penosa reconstrucción. A finales del siglo XIX, así como a comienzos del siglo XX, comenzó a llegar un flujo considerable de inmigrantes procedentes de Europa y del Imperio otomano, lo cual imprimió a la ciudad un importante cambio en su panorama urbano; se construyeron numerosas edificaciones y Asunción volvió a vivir una época de prosperidad que no conocía desde antes de la guerra.


Con el Grupo Sembrador.

ASUNCIÓN
LA PRIMERA FUNDACIÓN DE ASUNCIÓN
LA REVOLUCIÓN DE LOS COMUNEROS
EL CORAZON DE AMERICA

CABICHUÍ

Loading...

PÁGINAS VISTAS EN TOTAL

CALENDARIO