11 nov. 2010

TEVEGO


Tevegó  población del Paraguay que tuvo una corta vida de apenas 10 años durante el gobierno del Supremo Dictador José Gaspar Rodríguez de Francia, su nombre es mencionado varias veces en la novela Yo, el Supremo de Augusto Roa Bastos. Situada al norte de la ciudad de Concepción, sobre la margen oriental del río Paraguay y al sur del río Apa. 
Fundada en enero de 1813 en el solar de la antigua reducción de Nuestra Señora de la Revelación con el objeto de resguardar a la villa Concepción y la pacificación de la frontera norte del Paraguay Oriental, estableciéndose  como una barrera contra las invasiones de los indios salvajes provenientes del Chaco sirvió a la vez como presidio y lugar de destierro,  ese es el motivo su fama. 
Las condiciones de vida de la zona fueron siempre duras y hostiles, la tierra de los alrededores era cenagosa y el acoso permanente de los malones mbayas, aliados de los portugueses, hicieron que los originales pobladores desertaran, para ser reemplazados por criminales a "quienes se les conmutaba la pena a cambio" de aceptar su destierro. A la población original se agregaron posteriormente meretrices, ex esclavos negros, vagos y otros confinados temporales o perpetuos derivados hasta allí por decisión del Supremo, ya que las cárceles y subterráneos de los cuarteles de Asunción estaban atiborrados de presos políticos, luego del descubrimiento de  la conspiración del año 21.
"¿De qué me hablabas, Patiño? De la gente del pueblo del Tevegó, Señor. Cuesta mucho ver que los bultos no son piedra sino gente. (...) Porque esos bultos al fin y al cabo no viven como cristianos. Deben tener otra clase de vivimiento. Gatean parados en el mismo lugar.Se ve que no pueden levantar las manos, el espinazo, la cabeza. (...) No hay ruido ni viento. Grito de hombre o mujer, llorro de criatura, ladrido de perro, la menor seña. (...) El pueblo iba oscureciendo como si adentro ya estuviera creciendo la noche, y era solamente que la sombra se volvía más espesa." - Pags 24 y 25 - Yo El Supremo - Edición Siglo Veintiuno
La primera población estaba constituida por 40 familias de pardos (negros) que habían solicitados ser reubicados en un pueblo de indios. Sobre estos colonos originales recayó de carga de la construcción de las primeras casas del pueblo.
El acoso indígena hacía insostenible la defensa del pueblo por lo que el gobierno ordenó su abandono en 1823. Los habitantes fueron traslados a cien leguas de Asunción y con los mismos se fundó la Villa del Divino Salvador (Departamento de Concepción). 

CABICHUÍ

Loading...

PÁGINAS VISTAS EN TOTAL

CALENDARIO